Cómo instalar suelo laminado con bricolaje de suelos

Si estás buscando darle un nuevo aire a tus espacios y renovar el suelo de tu hogar, el suelo laminado es una excelente opción. No solo es fácil de instalar, sino que también es resistente, duradero y económico en comparación con otros tipos de suelo. Además, si eres un amante del bricolaje, instalar suelo laminado puede ser un proyecto divertido y gratificante. En esta guía, te mostraremos paso a paso cómo instalar suelo laminado con bricolaje de suelos para que puedas disfrutar de un suelo nuevo y brillante en poco tiempo. ¡Manos a la obra!

Descubre qué material se coloca debajo del suelo laminado para una instalación perfecta

Si estás pensando en renovar el suelo de tu hogar, el suelo laminado es una excelente opción por su fácil instalación y bajo costo. Sin embargo, para lograr una instalación perfecta, es importante saber qué material se coloca debajo del suelo laminado.

¿Por qué es necesario colocar un material debajo del suelo laminado?

Antes de instalar el suelo laminado, es fundamental preparar la superficie sobre la que se va a colocar. En este sentido, el material que se coloca debajo del suelo laminado tiene varias funciones:

  • Absorber la humedad: el material ayuda a prevenir la humedad del suelo y a mantener el suelo laminado seco.
  • Amortiguar el sonido: el material reduce el ruido que se produce al caminar sobre el suelo laminado.
  • Corregir irregularidades: si el suelo sobre el que se va a colocar el suelo laminado no está completamente nivelado, el material puede corregir las pequeñas irregularidades.

¿Qué material se utiliza debajo del suelo laminado?

El material más comúnmente utilizado debajo del suelo laminado es la espuma de polietileno. Se trata de un material ligero y económico que cumple con todas las funciones necesarias para una instalación perfecta.

La espuma de polietileno se presenta en láminas de diferentes grosores, siendo el más común de 2 mm. Si el suelo sobre el que se va a colocar el suelo laminado no está completamente nivelado, se puede utilizar una espuma con un espesor mayor para corregir las irregularidades.

¿Cómo se coloca la espuma de polietileno debajo del suelo laminado?

La instalación de la espuma de polietileno es muy sencilla. Primero, se debe limpiar la superficie sobre la que se va a colocar el suelo laminado. A continuación, se desenrolla la espuma de polietileno sobre el suelo y se corta a medida. Se recomienda dejar un margen de unos 5 cm en los bordes.

Una vez colocada la espuma de polietileno, se puede proceder a la instalación del suelo laminado siguiendo las instrucciones del fabricante. Es importante asegurarse de que el suelo laminado queda perfectamente nivelado y sin arrugas.

Descubre cuánto tiempo debe reposar el suelo laminado antes de su instalación

Si estás pensando en instalar un suelo laminado en tu hogar, es importante que sepas cuánto tiempo debe reposar antes de su instalación. Esto permitirá que el material se aclimate a las condiciones ambientales de la habitación, lo que evitará deformaciones y otros problemas en el futuro.

En general, se recomienda que el suelo laminado repose durante al menos 48 horas antes de su instalación. Durante este tiempo, es importante que se mantenga el material en un ambiente con una temperatura y humedad similares a las que se encontrarán después de la instalación.

Para lograr esto, se recomienda que se almacenen las cajas de suelo laminado en la habitación donde se realizará la instalación. Esto permitirá que el material se adapte a la temperatura y humedad de la habitación, lo que evitará que se deforme o se expanda durante la instalación.

Es importante tener en cuenta que, si se va a instalar el suelo laminado en una habitación que no está climatizada, es necesario dejar que el material repose durante un período más largo. En este caso, se recomienda que se deje reposar el suelo laminado durante al menos una semana antes de su instalación.

Se recomienda que el material repose durante al menos 48 horas en la habitación donde se realizará la instalación y que se mantenga en un ambiente con una temperatura y humedad similares a las que se encontrarán después de la instalación.

¿Qué se instala primero? Aprende la secuencia correcta para colocar puertas y suelos laminados

Si estás pensando en instalar suelo laminado en tu hogar, hay varias cosas que debes considerar. Una de las decisiones más importantes es la secuencia en la que se deben instalar las diferentes partes del suelo. En particular, muchas personas se preguntan: ¿Qué se instala primero, las puertas o los suelos laminados? La respuesta es que depende de varios factores. Aquí te mostramos la secuencia correcta para colocar puertas y suelos laminados.

Primero, prepara la habitación

Antes de comenzar a instalar el suelo laminado, debes preparar la habitación. Esto significa que debes retirar todos los muebles y objetos decorativos de la habitación. También debes retirar cualquier alfombra o moqueta existente. Si la habitación tiene zócalos, debes retirarlos también. Si planeas volver a instalar los mismos zócalos, asegúrate de etiquetarlos para que puedas volver a colocarlos en la misma posición.

Luego, instala los suelos laminados

El siguiente paso es instalar los suelos laminados. Comienza por el rincón más alejado de la puerta de entrada. Asegúrate de que la superficie esté nivelada y limpia antes de comenzar. Coloca la primera tabla en la esquina y usa espaciadores para mantener una distancia uniforme entre la tabla y la pared. Continúa colocando tablas de esta manera, usando un martillo y un bloque de golpeo para asegurar que las tablas estén bien encajadas.

Después, instala las puertas

Una vez que hayas terminado de instalar los suelos laminados, puedes instalar las puertas. La clave para instalar correctamente las puertas es asegurarte de que haya suficiente espacio entre la puerta y el suelo laminado. Si la puerta se arrastra sobre el suelo laminado, tendrás que recortar la puerta para que se ajuste. Para hacer esto, mide la altura del suelo laminado y usa una sierra para cortar la parte inferior de la puerta en consecuencia. Si tienes que recortar más de 1/2 pulgada, es posible que debas considerar reemplazar la puerta en lugar de recortarla.

Finalmente, vuelve a instalar los zócalos

Una vez que hayas terminado de instalar las puertas, puedes volver a instalar los zócalos. Si etiquetaste los zócalos antes de retirarlos, debería ser fácil volver a colocarlos en la misma posición. Usa un martillo y clavos para fijar los zócalos en su lugar. Si no etiquetaste los zócalos, tendrás que medir cuidadosamente y cortarlos para que encajen correctamente. Una vez que hayas terminado de instalar los zócalos, habrás terminado de instalar tu nuevo suelo laminado.

Si sigues estos pasos, tendrás un suelo laminado hermoso y bien instalado en poco tiempo.


En resumen, la instalación de suelo laminado es un proyecto de bricolaje que puede ser llevado a cabo por cualquier persona con las herramientas adecuadas y un poco de paciencia. Si se siguen los pasos correctamente, el resultado final será un suelo duradero y resistente que aportará un toque de estilo a cualquier espacio. Es importante recordar que la preparación adecuada es clave para el éxito de este proyecto, por lo que se recomienda dedicar tiempo a medir y nivelar la superficie antes de comenzar la instalación. Con la práctica, este proceso puede convertirse en una tarea rápida y fácil, lo que permitirá a los propietarios actualizar sus hogares sin tener que gastar grandes sumas de dinero en la contratación de profesionales.
En definitiva, la instalación de suelo laminado es un proyecto de bricolaje que puede resultar muy gratificante y ahorrarte bastante dinero. Siguiendo los pasos adecuados y teniendo en cuenta los consejos que hemos mencionado, podrás instalar el suelo laminado de forma sencilla y eficiente.

Recuerda que es importante preparar bien la superficie, elegir el tipo de laminado adecuado y adquirir las herramientas necesarias. Además, es fundamental seguir las instrucciones de instalación al pie de la letra para evitar errores y problemas en el futuro.

Si tienes dudas o necesitas ayuda en cualquier momento del proceso, no dudes en acudir a un experto o a una tienda especializada en bricolaje de suelos. Con un poco de paciencia y dedicación, lograrás tener un suelo laminado resistente, duradero y con un acabado impecable en tu hogar.

Subir